Os invitamos a que leáis e interpretéis la obra de Miguel Delibes;
a que paséis de ser lectores, a convertiros en autores.













Páginas




El Monte de Delibes es un homenaje a este escritor, que propone convertir la lectura de sus obras en un motivo para la creación artística. La Asociación Bocallave Iniciativas Culturales organiza este proyecto-homenaje, e invita a participar en él a todas aquellas personas que lo deseen, de acuerdo con las siguientes Bases

Primera - Podrán participar en este proyecto cuantos lo deseen, con una obra por autor.

Segunda - Se trata de hacer un monte: El Monte de Delibes; un monte bajo poblado de matorrales. Cada matorral sería una pieza plana y contorneada. En su contorno aparecerían dos siluetas, a un lado el perfil de Miguel Delibes; y al otro el perfil del artista que interpreta la obra. Estos matorrales irán sujetos por una peana ligera, compuesta por una plataforma de 30X30 cm. y una varilla metálica de 8 mm.

Tercera - La obra se realizará en un soporte rígido de 33X40 cm. En una de las caras se colocará un pequeño texto (de dos a ocho líneas) de la obra de Miguel Delibes elegida, y por la otra cara se realizará la interpretación plástica de ese texto.

Cuarta - La Asociación Bocallave suministrará a aquellos artistas que lo deseen, por un precio de 23 €, la peana, el soporte rígido contorneado con las dos siluetas, y el texto ya impreso. Para lo cual cada artista deberá remitir por e-mail su texto en Word, la imagen de su perfil en formato JPG (con una resolución mínima de 180 ppp) y la inscripción, junto con el resguardo del ingreso en la siguiente cuenta:
Bocallave Iniciativas Culturales, Caja Duero, 2104 0061 89 9140900698

Quinta - Aquellos artistas que quieran realizar la obra enteramente por su cuenta, podrán enviar su inscripción y pedir por e-mail el perfil en jpg de Miguel Delibes, y realizar su obra de acuerdo a medidas, y soportes.

Sexta - Los artistas que opten por recoger los soportes podrán hacerlo del 21 al 25 de Junio en Loft Espacio Arte, Pso. Zorrilla, 194 y los días 25 y 26 en LaSala, c/ La Riva, 2bis, en Ciguñuela.

Séptima - El plazo de admisión de las obras será del 20 al 25 de Septiembre 2010. Las obras de entregarán en Loft Espacio Arte los días del 20 al 24 y en LaSala de Ciguñuela el 24 y el 25 de Septiembre, junto con un sobre donde irán incluidos los datos del autor y de la obra realizada.

Octava - Las obras se expondrán en espacios públicos, aún por determinar, durante el mes de Octubre coincidiendo con el 90 aniversario del nacimiento del Delibes, el día 17 del mismo mes.

Se realizará una selección entre todas las obras presentadas. La idea es ampliarlas de tamaño (unos 5 m² de superficie) en materiales resistentes a la intemperie y poblar con ellas un parque, El Monte de Delibes. Este parque, proyecto escultórico en homenaje al escritor, se realizaría por cuestación popular y por aportaciones de instituciones públicas y privadas. En esta selección se procuraría que estuvieran representadas todas las obras escritas por Miguel Delibes (más de sesenta). de manera que cada visitante podría pasearse entre las obras, dispuestas como matorrales, en alternancia con vegetación natural, en este peculiar parque poblado de literatura y arte, recordando fragmentos de la obra literaria de Miguel Delibes y contemplando las diferentes interpretaciones plásticas a las que han dado lugar.

Para más información, contactar con nosotros por correo electrónico en elmontededelibes@gmail.com, o visitar la página www.elmontededelibes.es





Miguel Delibes Setién (Valladolid el 17 de octubre de 1920. Valladolid, 12 de marzo de 2010) era el tercero de ocho hermanos. Su padre, Adolfo Delibes, era abogado y catedrático de derecho en la Escuela de Comercio. Estudió en el colegio de La Salle y cursó el bachillerato en el colegio de Lourdes, en la capital vallisoletana. La guerra le impidió ingresar en la universidad, por lo que continuó con los cursos de perito mercantil y aprendió a modelar en la Escuela de Artes y Oficios. Se enroló como voluntario en la Marina prestando servicio en el crucero "Canarias" en Palma de Mallorca. En 1939 regresó a Valladolid y comenzó sus estudios universitarios de Derecho y Comercio. Miguel Delibes se acerca al periodismo como caricaturista, en 1941, en “El Norte de Castilla”, el periódico de su ciudad.

Posteriormente realizó un curso de periodismo en Madrid, y en 1942 publica su primer artículo (sobre el tema de la caza mayor) en “El Norte de Castilla”. En 1945 ganó por oposición la cátedra de Derecho Mercantil y consiguió ser destinado a la Escuela de comercio de Valladolid. Se casa en el mismo año con Ángeles de Castro, quien le anima a escribir su primera novela, “La sombra del ciprés es alargada”, que consigue el prestigioso premio Nadal en 1948.

Posteriormente es nombrado subdirector de “El Norte de Castilla”, en 1952, y director en 1958. Emprende una serie de campañas en favor del medio rural castellano y ello le lleva a enfrentarse con el régimen y la censura vigente, viéndose obligado a dimitir de su cargo en 1963. Pero no cede por eso en su denuncia de la postración de Castilla y, cuando no puede hacerlo desde el periódico, lo hace desde la narrativa. Nace así su novela “Las ratas” (1962), verdadera epopeya de la tragedia del campo castellano. Libros de este corte son “La caza de la perdiz roja” (1963), “USA y yo” (1966), “Cinco horas con Mario” (1966) y “La primavera de Praga” (1968).

En 1973 Miguel Delibes es elegido miembro de la Real Academia de la Lengua, ocupando el sillón e minúscula. La toma de posesión tiene lugar el 25 de mayo de 1975, y su discurso versa sobre “El sentido del progreso desde mi obra”. Publicó con gran éxito "El príncipe destronado" (1973). Sólo unos meses antes, en noviembre de 1974, había muerto su esposa Ángeles, a la que el novelista había calificado como su “equilibrio” y “la mejor mitad de mí mismo”.

Llegan también para Miguel Delibes los reconocimientos y los premios: el Príncipe de Asturias, en 1982; el premio de las Letras de Castilla y León, en 1984; el de las Letras Españolas, en 1991; y dos años más tarde, en 1993, el premio Cervantes, el más prestigioso galardón para escritores de habla hispana. Cinco años más tarde, en 1998, publica la que puede considerarse su novela más ambiciosa e incluso su obra cumbre: “El hereje”, un alegato en favor de la libertad de conciencia. La novela se desarrolla en el Valladolid del siglo XVI, y esta obra obtiene el Premio Nacional de Literatura de Narrativa en 1999.

Cabe destacar las numerosas distinciones que ha recibido: investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Valladolid (1983), Complutense de Madrid (1987), El Sarre - Alemania (1990) y Alcalá de Henares (1996); Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de la República Francesa (1985); en 1993 la Diputación Provincial de Valladolid le otorgó la Medalla de Oro de la Provincia y en 1999 se le concedió la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo.
Hacia el año 2000 la Junta de Castilla y León propuso al Comité Nóbel de la Academia Sueca la candidatura de Miguel Delibes, acción que fue apoyada por numerosas entidades e intelectuales.

Miguel Delibes es considerado uno de los literatos más importantes de la lengua castellana, así lo acredita la mayor parte de su obra que ha sido traducida a más de veinte idiomas: ruso, inglés americano, alemán, italiano, francés, sueco, checo, irlandés, japonés, israelí, etcétera.



PREMIOS

• Premio Nadal en 1948 por La sombra del ciprés es alargada.
• Premio Fastenrath de la Real Academia en 1957 por Siestas con viento sur.
• Premio de la Crítica en 1962 por Las ratas.
• Príncipe de Asturias en 1982.
• Premio de las Letras de la Junta de Castilla y León en 1984.
• Premio Nacional de las Letras en 1991.
• Premio de Literatura en Lengua Castellana "Miguel de Cervantes" en 1993.
• En 1999 obtuvo el Premio Nacional de Literatura de narrativa por El Hereje, premio que también se le concedió en 1955 por la obra Diario de un cazador.
• Fue investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Valladolid (1983), Complutense de Madrid (1987), El Sarre - Alemania (1990) y Alcalá de Henares (1996).
• Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de la República Francesa. 1985.
• En 1993 la Diputación Provincial de Valladolid le otorga la Medalla de Oro de la Provincia.
• En 1997 recibe el premio Brajnovic de la Comunicación, otorgado por la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra.
• En 1999 se le concede la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo.
. En 2009 recibe la Medalla de Oro al Mérito Turístico de Cantabria.
. En el mismo año recibe la Medalla de Oro de Castilla y León.




http://canales.nortecastilla.es/delibes/
http://cvc.cervantes.es/ACTCULT/delibes/default.htm
http://www.cervantes.es/bibliotecas_documentacion_espanol/biografias/moscu_miguel_delibes.htm
http://www.cervantesvirtual.com/FichaObra.html?Ref=17999
www.elpais.com/especial/miguel-delibes/obra/



La sombra del ciprés es alargada (1947). Premio Nadal
Aún es de día (1949)
El camino (1950)
El loco (1953)
Mi idolatrado hijo Sisí (1953)
La partida (1954)
Diario de un cazador (1955). Premio Nacional de Literatura.
Siestas con viento sur (1957). Premio Fastenrath.
Diario de un emigrante (1958)
La hoja roja (1959). Premio de la Fundación Juan March.
Las ratas (1962). Premio de la Crítica. Adaptada
Europa: parada y fonda (1963)
La caza de la perdiz roja (1963)
Viejas historias de Castilla la Vieja (1964)
Usa y yo (1966)
El libro de la caza menor (1966)
Cinco horas con Mario (1966)
Parábola del náufrago (1969)
Por esos mundos : Sudamérica con escala en las Canarias (1970)
Con la escopeta al hombro (1970)
La mortaja (1970)
La primavera de Praga (1970)
Castilla en mi obra (1972)
La caza de España (1972)
El príncipe destronado (1973)
Las guerras de nuestros antepasados (1975)
Vivir al día (1975)
Un año de mi vida (1975)
SOS : el sentido del progreso desde mi obra (1976)
Alegrías de la Caza (1977)
El disputado voto del señor Cayo (1978).
Aventuras, venturas y desventuras de un cazador a rabo (1978)
Un mundo que agoniza (1979)
Las perdices del domingo (1981)
Los santos inocentes (1982)
El otro fútbol (1982)
Dos viajes en automóvil: Suecia y Países Bajos (1982)
Cartas de amor de un sexagenario voluptuoso (1983)
La censura en los años cuarenta (1984)
Kastila zaharreko kontu zaharrak (1985)
El tesoro (1985)
Castilla habla (1986)
Tres pájaros de cuenta (1987)
Mis amigas las truchas (1987)
377A, Madera de héroe (1987)
Mi querida bicicleta (1988)
Dos días de caza (1988)
Castilla, lo castellano y los castellanos (1988)
Mi vida al aire libre (1989)
Nacho, el mago (1990)
Pegar la hebra (1991)
El conejo (1991)
Señora de rojo sobre fondo gris (1991)
La vida sobre ruedas (1992)
El último coto (1992)
Un deporte de caballeros (1993)
25 años de escopeta y pluma (1995)
Los niños (1995)
Diario de un jubilado (1996)
He dicho (1997)
El hereje (1998). Premio Nacional de Literatura.
Los estragos del tiempo (1999)
Castilla como problema (2001)
Delibes-Vergés. Correspondencia, 1948-1986 (2002)
España 1939-1950: Muerte y resurrección de la novela (2004)
La tierra herida: ¿qué mundo heredarán nuestros hijos? (2005). Escrito conjuntamente con su hijo Miguel Delibes de Castro.





1.- PRESENTACIÓN

• La obra de Delibes, como motor y pretexto.
• Cuatro años de BOCALLAVE, en cuarenta líneas..

2.- PLANTEAMIENTO

• El fomento de la lectura y el estímulo del lector
• Literatura y arte: dos caminos cruzados

3.- OBJETIVOS

• Fomentar el hábito de la lectura.
• Establecer nexos entre diferentes medios expresivos.
• Fomentar la creatividad.
• Favorecer el intercambio de puntos de vista.
• Difundir de la obra de Miguel Delibes.

4.- DESARROLLO

• El monte de Delibes
• Mecánica del proyecto. Secuenciación.
• Temporalización
• Espacio Expositivo Estable.

5.- VALORACIÓN

• Piezas en tamaño A3, con soportes.
• Piezas ampliadas para el Espacio Expositivo Estable.



1.- PRESENTACIÓN

1.1.- La obra de Delibes, como motor y pretexto.

En octubre del presente 2010 hará 90 años que nació Miguel Delibes. En el pasado otoño, Ana Bragado me invitó a participar en un proyecto que ella estaba preparando para hacerle un homenaje. Partiendo del título de una de sus obras, Cinco horas con Mario, se trataba de que cinco artistas eligieran cada uno una obra de Delibes (Cinco artistas con Delibes) y la interpretaran de manera plástica. La idea era interesante y estaba llena de posibilidades. De ella surgió el grupo CUATRO+UNO (Ana Bragado, Yolanda Hervás, Ana Vara, Cristy Laguía y yo mismo). Cada uno escogimos uno de sus libros, y nos pusimos a la labor. Miguel Delibes lleva escritas más de cincuenta obras, y nosotros sólo íbamos a tocar cinco de ellas. Me pareció que se podía proponer un proyecto paralelo, abierto a la participación de otros muchos más autores, tomando como punto de partida cada una de las obras de Miguel Delibes. Se lo comenté a Ana y, después de varias conversaciones con distintas personas, el nuevo proyecto fue tomando cuerpo; y el hecho de adoptar la obra de Delibes como referente, se afianzó cada vez más. Hay muchísimos escritores en el mundo que escriben sus obras en castellano. De ellos, muchos viven en Castilla y León: y algunos son muy buenos. Pero es que Delibes, además, nos ha cogido la medida. A nosotros, a nuestros paisajes, a nuestras costumbres y nuestra historia, con nuestros vicios y nuestras virtudes… leer a Delibes es como mirarnos por un agujerito para ver lo que hacemos y, según miramos, notar que alguien o algo nos coge por el hombro y nos da un meneíto, como para despertar nuestra conciencia. Y quizás sea precisamente eso lo que más falta hace: despertar conciencias.

La envergadura de este nuevo proyecto requería de la participación de un grupo cohesionado y con alguna experiencia en este tipo de convocatorias. Y propuse su organización a la asociación BOCALLAVE, de la que soy miembro.

José Luis Romero Vergara, Presidente de BOCALLAVE


1.2.- Cuatro años de BOCALLAVE, en cuarenta líneas.

La Asociación BOCALLAVE Iniciativas Culturales es una entidad privada sin ánimo de lucro. Se constituye en Enero de 2006, en Ciguñuela (Valladolid).

Entre los objetivos de la Asociación están “promover, organizar y desarrollar actos y acciones encaminadas al intercambio de experiencias artísticas y culturales”, así como “presentar la práctica del arte como algo próximo, cotidiano y universal”.

Hasta la fecha, se han venido realizando diversas actividades, a saber,

o Promoción y organización de los Encuentros Fotográficos TOROZOS (y van cuatro), en colaboración con la Mancomunidad Torozos.

o Organización y desarrollo de los Encuentros de Jóvenes Artistas, celebrados en Ciguñuela, durante los meses de verano.

o Producción e impartición del taller Chutarte con arte, dentro del Programa de Prevención contra la Drogodependencia, de la Diputación Provincial de Valladolid.

o Impartición de las Jornadas sobre aprovechamiento sostenible de recursos patrimoniales locales y los nuevos yacimientos de empleo, que se desarrollaron en Torrelobatón, Geria, y Villasexmir, en colaboración con la Mancomunidad Torozos, dentro del Plan de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres, de la Diputación Provincial de Valladolid.

o Promoción y gestión de la TRILOGÍA BOCALLAVE, proyecto expositivo desarrollado a lo largo de tres años, con las muestras “Para abrir boca”, “De boca en boca” y “A pedir de boca”, en las que participaron cerca de quinientos artistas con obras plásticas, literarias, musicales y audiovisuales, que han sido recogidas en tres catálogos-dvd’s. El proyecto pudo verse en Valladolid, Ponferrada, León, Zamora y Palencia; y contó con el apoyo de la Diputación Provincial de Valladolid y la colaboración de Caja España y otras entidades privadas.

o “El Juego de la Boca”, proyecto artístico y literario que fue presentado en el Museo del Patio Herreriano, de Valladolid, en Mayo de 2008.

o Los conciertos y exposiciones de Lasala en vivo, con más de treinta actos organizados en el espacio cultural Lasala, de Ciguñuela.

o Los mercados del arte ARTATE, celebrados durante las navidades en Ciguñuela y Valladolid.

Actualmente estamos trabajando en el proyecto EL MONTE DE DELIBES, que aquí presentamos. Se trata de un proyecto abierto, interdisciplinar, que encaja perfectamente con otras iniciativas que ya están en marcha, como las relacionadas con el fomento de la lectura en los Centros Educativos; o, como se ha indicado en la presentación del proyecto, con un merecido homenaje a quien ha sabido mostrarnos tal como somos: Miguel Delibes.

El mejor homenaje para un escritor es, sin duda, que se lea su obra. Pero, ¿cómo invitar a un lector potencial a que se acerque a la obra de Delibes?


2.- PLANTEAMIENTO

2.1.- El fomento de la lectura y el estímulo del lector.

De unos años a esta parte se vienen desarrollando dentro y fuera de los Centros de Enseñanza distintos Planes de fomento a la lectura, con diferentes propuestas que van teniendo desigual éxito. Desde BOCALLAVE también queremos hacer la nuestra.

Si fuéramos preguntando a distintos lectores cómo se aficionaron cada uno de ellos a la lectura, habría respuestas para casi todos los gustos. Pero en todas ellas encontraríamos algo en común: cada uno se aficionó a leer cuando encontró un estímulo para hacerlo.

Cuando uno lee llega a empaparse de lo que está leyendo, a familiarizarse con los lugares y a meterse en los personajes y las situaciones que se van describiendo. Sin duda, la curiosidad es fundamental para captar el interés. Podemos llegar a identificarnos con la obra que estamos leyendo hasta el punto de que, casi, casi la hacemos nuestra. ¿Por qué llegamos a identificarnos con una determinada obra? ¿Cuánto hay en su lectura de evasión de realidad, y cuánto de descubrimiento de nuevas expectativas? Aunque a veces cueste reconocerlas, esas expectativas se van abriendo cada vez que leemos un libro. Lo hacen como referencias, como modelos de situaciones que nos gustaría, o no, vivir, y que quizás se podrían extrapolar a nuestras vidas.

Nuestra propuesta es que el lector se convierta en autor. Que además de hacer suya la obra de otro, haga su propia obra partiendo de esa obra del otro. Que lo que lee le sirva de materia prima. Y a partir de ahí, ensamblando la obra del escritor con la del lector, convertido ahora en autor, fabricar una especie de díptico conceptual, una nueva obra con dos caras, como las monedas; pero cada una de ellas de un autor diferente.

2.2.- Literatura y arte: dos caminos cruzados.

El dibujo y la escritura han estado relacionados siempre: pictogramas, jeroglíficos e ilustraciones nos han servido para describir y narrar cosas, igual que lo hacemos con el lenguaje escrito. Mediante palabras e iconos expresamos una realidad y nos comunicamos con otros, que interpretarán lo que queremos decir y reconstruirán esa realidad, aunque el resultado nunca llegue a ser exactamente igual a lo que había en el punto de partida.

Tradicionalmente, las ilustraciones han servido de apoyo a la literatura: amenizaban el texto y ponían cara a las cosas. En plena Primera Guerra Mundial surge en Zúrich (Suiza) el movimiento Dadá (1916), provocador y crítico con todo lo establecido y creador de una especie de anti-arte. A partir de ese momento, y a través de sucesivos movimientos artísticos y literarios, comienza una revolución en el lenguaje escrito. Por un lado, las letras pasan a reconocerse como un recurso plástico más, sin otro tipo de adorno, adquiriendo en el lienzo la misma consideración que un retrato o un paisaje. Por otro, van a ser ahora las palabras las que comiencen a convertirse en un apoyo para las imágenes, que en muchos casos se hacen más mentales y menos inteligibles.

Imagen y texto, texto e imagen parecen ir relevándose, alternativamente, en el protagonismo de los medios de expresión. Es como un baile en el que cada bailarín juega su papel, pero todos siguen la misma coreografía. Partir de la literatura para llegar al arte, o partir del arte para llegar a la literatura; como si se tratara de dos cosas absolutamente distintas (¿lo son?). Y llegar a apreciar lo que de artística tiene la literatura, y lo que de literario tiene el arte. Esa es la idea que está en la base de esta propuesta.


3.- OBJETIVOS


3.1.- Fomentar el hábito de la lectura.

La lectura ha sido y es, a pesar de todos los avances tecnológicos, un recurso clave en la transmisión de conocimientos. El hecho de leer supone la dedicación de un tiempo, que se da por bien empleado cuando uno es consciente del partido que le saca. Evidentemente, cuando leemos difícilmente podemos hacer otra cosa: hay que elegir. Y en el menú nunca ha habido tantos platos como ahora: la tele, los deportes, la play, internet, los amigos…y cantidad de posibilidades al alcance de casi todos. No se trata tanto de competir con todas estas posibilidades, como de encontrar un hueco para la lectura. Se trata de descubrir el placer íntimo de leer y, más aún, la posibilidad de trascender a esa mera lectura, y llegar a comunicar lo que uno hace.

3.2.- Establecer nexos entre diferentes medios expresivos.

No es la primera vez, ni será la última que se propone un proyecto colectivo y multidisciplinar, en el que cada uno acomode su obra al medio expresivo que mejor le venga. Siempre es enriquecedor trabajar con otros, y más si se hace desde perspectivas diferentes. Pero, ahora más que nunca, con los tremendos avances técnicos de estas últimas décadas, el incremento de las comunicaciones y las enormes facilidades que hemos llegado a tener para hacer cosas, se ha convertido en algo casi inevitable. ¿Quién se resiste a hacer fotos, incluso pequeñas películas, con lo fácil y lo barato que es apretar un botón? ¿Quién evita la tentación de enterarse de lo que hacen o dicen los que están al otro lado del globo, si no tiene más que enchufar la tele o conectarse a internet con el ordenador? ¿Quién no ha pensado, alguna vez, viendo algo que otro ha hecho y que le gusta:”¡Eso también lo hago yo…!”?

3.3.- Fomentar la creatividad.

La enseñanza –no sólo la reglada, también la que uno recibe en su casa y en su barrio- siempre ha estado rodeada de tópicos. Uno de ellos trataba de presentarnos eso que llamamos creatividad como un don personal, algo con lo que se nacía, o no. Y nosotros, que en el fondo éramos muy aplicados, íbamos y nos lo creíamos; y si teníamos la suerte de apuntar maneras de pequeñitos, pues entonces desarrollábamos nuestra creatividad. Y, si no, pues dábamos por sentado que no podíamos ser creativos, y nos olvidábamos del asunto. Hoy sabemos que la creatividad también se puede enseñar. Que se cultiva. Que uno puede aprender a ser creativo igual que puede aprender a escribir, o a alimentarse de manera saludable, o a atarse los zapatos. Y también sabemos que en este asunto, como en todos –o casi-, la función crea el órgano.

3.4.- Favorecer el intercambio de puntos de vista.

Exponer la obra de uno junto a las de otros supone comparar unas obras con otras. Surgen así la sorpresa y la perplejidad, ante un panorama sembrado de similitudes y diferencias que dialogan y pugnan, se atraen y se repelen, se revuelven y se acoplan y acaban, al fin, por encontrar su sitio



3.5.- Reconocer de la obra de Miguel Delibes.

Dicen que “es de bien nacidos ser agradecidos”. Es normal que a todos nos agrade que se relacione el lugar donde vivimos con todo lo que signifique cultura, porque nos identificamos con esa apreciación. Pero para que eso ocurra, hay quienes tienen que trabajar mucho, y durante mucho tiempo. Seguro que hay una larguísima lista de personas que se merecen un homenaje por su trabajo, su generosidad y su tesón. Miguel Delibes es uno de ellos; con el agravante de que, a través de su obra, ha calado en muchos, y ha llegado muy lejos. O, lo que es igual, a través de su obra hemos calado en muchos, y hemos llegado muy lejos.


4.- DESARROLLO

4.1.- El Monte de Delibes.

En gran parte de la obra de Miguel Delibes están presentes el campo y su preocupación por la naturaleza. En torno a este dato se desarrollará nuestra propuesta; se trata de hacer un monte: el Monte de Delibes. Un monte bajo, como tantos que hay en Castilla y León, pero poblado de unos matorrales…un tanto particulares.

Desde un punto de vista constructivo, cada matorral sería una pieza plana y contorneada. En el contorno de cada matorral aparecerían dos siluetas: a un lado, el perfil de la cara de Miguel Delibes; y al otro, el perfil de la cara del artista que interpretara su obra. De manera que todas las siluetas de los matorrales tendrían una mitad igual y la otra, diferente, que se correspondería con el perfil de cada uno de los participantes en el proyecto. Con este recurso se pretende reforzar la idea de colaboración entre el escritor y el lector, convertido, a su vez, en autor. Expresa el diálogo entre los dos autores, con sus percepciones y sus ideas yendo de una cabeza a otra, en una suerte de viaje de ida y vuelta.

El proceso de elaboración de las obras es como sigue: el autor de cada matorral leerá una obra de Delibes, la que a él le parezca, y extraerá de ella un pequeño párrafo (entre cuatro y ocho líneas, aproximadamente), que se trasladará a una de las caras del matorral: aquélla en que el perfil de Miguel Delibes quede a la izquierda, para significar que el texto escrito viaja de la cabeza de Delibes a la cabeza del participante en el proyecto, de izquierda a derecha, que es el sentido que seguimos para leer un texto. Por la otra cara realizará una interpretación plástica de la obra (ilustración, pintura, fotografía, relieve…), de manera que, en este caso, el perfil del participante queda a la izquierda, y el de Delibes, a la derecha. La idea es que cualquier espectador se pueda pasear entre los matorrales del Monte de Delibes y pueda rodearlos e ir leyendo fragmentos de la obra literaria de Delibes y, además, vea las interpretaciones plásticas que hayan realizado a partir de esos textos cada uno de los diferentes participantes en el proyecto.

Las siluetas de cada matorral podrían confeccionarse con cartulina, recortada con unas tijeras. Los textos irían escritos a rotulador, y las otras caras se pintarían con los distintos medios que cada Centro de Enseñanza tenga. Luego las obras se podrían colgar del techo, inspirándonos en los móviles de Calder o de Munari. Lógicamente, es imprescindible la implicación de algún profesor que se haga responsable del proceso. Este sería el procedimiento más económico para participar en el proyecto. Sin embargo, creemos que el éxito de la convocatoria tiene mucho que ver con la importancia que los alumnos le den. En este sentido, sería interesante que las obras finales, los matorrales, tuvieran la suficiente presencia como para diferenciarse de un trabajo más de cuantos se hacen a lo largo del Curso. Sugerimos, pues, en la medida en que cada Centro lo estime oportuno, que se cuiden tanto los materiales como los procedimientos a emplear. Así, los matorrales del Monte de Delibes podrían estar confeccionados en madera contrachapada de 5 mm. Nuestra propuesta es que la elaboración de cada obra conjugue el uso de las llamadas nuevas tecnologías con el empleo de técnicas tradicionales. Cada participante obtendría la silueta del perfil de su rostro partiendo de una fotografía digital, que sería elaborada luego con Adobe Photoshop u otro programa similar de tratamiento de imágenes, ajustando el tamaño de la propia silueta con el de la de Miguel Delibes. Luego se trasladará la composición obtenida al tablero de madera contrachapada, y se recortará con una sierra de marquetería. Una vez realizada la silueta, se la llenaría de contenido. El texto elegido para su interpretación se podría imprimir, para reforzar la unidad de la obra colectiva, y adherir en su cara correspondiente. En la otra cara realizaría cada participante su intervención. La asociación Bocallave ha negociado con diferentes proveedores un precio para los materiales propuestos que creemos que es interesante (ver el apartado 5.1, Valoración). Cuando estuvieran listos todos los matorrales, se expondrían en un lugar apropiado en cada Centro, de manera que se facilitara su visita. El recibidor puede ser una buena opción. Cada obra se sostendría en pie por una ligera peana, que podría ir sujeta por un soporte, a manera de tronco, de diferentes alturas, en torno a un metro, de modo que resultaran cómodas tanto la lectura de los textos como la apreciación de sus interpretaciones.

4.2.- Mecánica del proyecto. Secuenciación.

El desarrollo del proyecto del Monte de Delibes consta tres partes:

1.- En la primera parte, se invitará a participar a alumnos de Centros de Enseñanza.
• Los que se adscriban al proyecto leerán una obra de Delibes y, a continuación, realizarán su interpretación plástica del fragmento de la obra leída que más les haya impresionado.
• Para ello, primero confeccionarán su propia silueta, partiendo de una fotografía digital tratada; y luego recibirán un soporte rígido, en tamaño A3, con la silueta de Delibes ya recortada, que acabarán de contornear de la manera descrita (con su silueta unida a la de Delibes).
• El texto que cada participante haya seleccionado se hará llegar, a través del coordinador de cada Centro, a la asociación Bocallave, que unificará criterios formales (tipo y tamaño de fuente, colores, fondos…) y los imprimirá en un soporte adhesivo, que se ajustará en la correspondiente cara de cada matorral.
• Y, una vez acabada la obra, ésta irá alojada en un soporte para que se sostenga en posición vertical.
• La aplicación del proyecto en el ámbito escolar está concebida como una colaboración entre las áreas de Lengua y Plástica, que trabajarán de manera coordinada. La realización de la obra supondrá tanto la utilización de recursos manuales (sierras de marquetería, pinceles, tijeras…) como de recursos digitales (fotografía, tratamiento de imágenes…).
• Con estas obras se realizará una exposición en cada Centro Educativo participante. La configuración de las peanas de las obras permiten que éstas se muestren en recibidores y lugares de paso, dentro de los Centros de Enseñanza.

2.- Paralelamente, se desarrollará una segunda parte del proyecto, con el mismo planteamiento (realizar una obra plástica a partir de un fragmento de alguna de las obras de Delibes) y sobre el mismo tipo de soporte, invitándose a participar, en convocatoria abierta, a personas que no sean alumnos de Centros Educativos: artistas, trabajadores, jubilados… y. por supuesto, a los profesores de los Centros que concurren. También estas obras se expondrán públicamente. Un buen espacio para ello serían los recibidores de los Centros Cívicos.

3.-La tercera parte del proyecto consistiría en hacer una selección de obras entre los trabajos participantes, que pasarían a tener la condición de maquetas, y realizar ampliaciones de cada obra seleccionada, con un tamaño de unos 5 m² de superficie. En esta selección deberían estar representadas todas las obras escritas por Miguel Delibes (más de cincuenta). Para las ampliaciones se emplearían materiales que aguantaran bien la intemperie (por ejemplo, estructura de madera tratada en autoclave y superficies de tablero fenólico, con impresiones digitales de los textos y las imágenes, protegidas con barniz epoxi), de manera que las obras pudieran mostrarse en espacios abiertos. Estas piezas ampliadas podrían distribuirse por diferentes zonas de la ciudad, empapando el aire con la obra de Delibes y sus distintas interpretaciones. Cabría la posibilidad de organizar con las obras alguna itinerancia por otras localidades.


4.3.- Temporalización.

Las dos primeras fases deberían estar terminadas, y listas para exponerse en sus diferentes espacios, en el mes de octubre de 2010, coincidiendo con el 90 aniversario del nacimiento de Miguel Delibes. Para ello se propone la siguiente Hoja de Ruta:

• Durante el mes de marzo, se hará pública la convocatoria y se abrirá un período de preinscripción para los centros interesados en el proyecto.

• Los participantes podrán inscribirse hasta el viernes, 29 de mayo. Para esa fecha tendrán que haber leído ya la obra escogida, y junto con su inscripción entregarán una copia, en un documento Word, del fragmento que hayan elegido. También presentarán en ese momento su silueta, preferiblemente en un fichero jpg. Si alguno de los participantes tuviera problemas en entregar el texto y su silueta en formato digital, la Organización podría hacerlo, partiendo de los originales.

• La Organización dispondrá de soportes rígidos, tamaño A3, junto con las peanas, que irá proporcionando cada participante que lo solicite (consultar costes), cuando se inscriba y entregue el texto y la silueta que formarán parte de su obra. Los soportes adquiridos quedarán en propiedad de los Centros, o de los alumnos, si así lo dispone el Centro.

• El 30 de septiembre deberían estar confeccionados los matorrales en los soportes rígidos, con los textos pegados y las peanas colocadas.

• Las distintas exposiciones deberán estar convenientemente montadas en la segunda quincena de octubre, antes del 90 aniversario del nacimiento de Delibes, el 17 de octubre.

• Entre los meses de octubre y diciembre de realizaría la selección de las obras. La ampliación de estas piezas en materiales resistentes a la intemperie queda sujeta, no obstante, a la consecución de la financiación oportuna. Las fechas para esta tercera fase del proyecto se tratarán en su momento con la(s) entidad(es) patrocinadora(s).


4.3.- Espacio Expositivo Estable.

Una vez finalizada la muestra de las obras dispersas por la vía pública, y después de su posible itinerancia, la totalidad de las piezas podrían recogerse en un espacio público, pasando a configurar una suerte de parque, El Monte de Delibes, cuyos visitantes podrían pasearse entre las obras, dispuestas como matorrales, en alternancia con vegetación natural. Un parque poblado de literatura y arte.

Un buen lugar podría ser en el Monasterio del Prado, en torno al Auditorio. En su momento, este punto se trataría con el Ayuntamiento de Valladolid o, en su caso, con la Entidad Local correspondiente que asumiera esta parte del proyecto.




5.- VALORACIÓN

Tras diversas gestiones, se han seleccionado las ofertas más ajustadas, con unas garantías razonables, para facilitar el desarrollo material del proyecto. Se establecen dos partidas bien definidas:
-una para los soportes en tamaño A3, con sus respectivos pies
-y otra para la ampliación de las piezas seleccionadas

En caso de una posible itinerancia de las obras, o de otro tipo de iniciativa llevada a cabo con ellas como complemento del proyecto que aquí se presenta, sería necesario establecer la correspondiente provisión de fondos.

5.1.- Piezas en tamaño A3, con soportes.

-Pieza de tablero de madera contrachapada
de 5 mm de espesor, tamaño A3, con la silueta
de Miguel Delibes recortada…………………………………3,00 euros

-Peana vertical, compuesta por una plataforma
de 30x30 cm, una varilla metálica de 8 mm Ø y
un puente de madera de haya……………………………..10,00 euros

-Reproducción de los textos en material adhesivo,
tamaño A3 ……………………………………………..……......3,00 eruros

-Gastos de manipulación (tratamiento de textos
e imágenes)……………………………………………..…......….4,00 euros

S U M A………………………….…...................................…20,00 euros


5.2.- Piezas ampliadas para el Espacio Expositivo Estable.

-Estructura en tablón de pino tratado,
de 20x5 cm de sección, 12 ml, y anclajes
metálicos en la plataforma…………………….………..….522,00 euros

-Dos caras en tableo contrachapado fenólico
de 21 mm de espesor, contorneado y barnizado……350,00 euros

-Impresión digital sobre tablero contrachapado,
10 m² entre las dos caras……………………………...……380,00 euros

-Transporte y colocación……………………………..…..…180,00 euros

Total parcial…………….……1.432,00 euros

-Gastos de gestión, (5% s/1.432,00).............................71,60 euros

S U M A……………………..…….1.503,60 euros



A estas cantidades habría que añadir el IVA vigente (16% hasta el 30 de junio de 2010)
Cualquier modificación y mejora de las propuestas presentadas será objeto de una revisión de este presupuesto.